50 años de profesión en Colombia

on 16 Ago, 2017
Visto: 4712
Bogotá (Colombia), 05/08/2017, Hna. Matilde Beltrán Velásquez.- Con inmensa alegría hemos presenciado el testimonio de nuestras hermanas, en sus bodas de oro, quienes vinieron de diferentes estructuras: Aconcagua, Bogotá, Guadalupe y Santafé, para reunirse como grupo, revisar su proyecto de vida y celebrar su jubileo de gracia y fidelidad en el seguimiento del Señor.
 

BODAS DE ORO - 1967 - 2017: Hna. Berta Graciela Acero Gutiérrez, Hna. Brisa María Vargas Cruz, Hna. Carmen Rosa Muñoz Castillo, Hna. Clara Herminia Chavarro Vivas, Hna. Fanny Yolanda Barrantes Muñoz, Hna. Lucía Esperanza, Hna. Lucía Patricia y Hna. Maggy Penagos Bojacá.

La ceremonia tuvo lugar, el sábado 5 de agosto, a las 10 a.m., en la capilla de la Casa Central, con la presencia de Hna. Maria Escayola Coris, superiora general, hermanas del gobierno general, de las provincias de Bogotá y Santafé, y en compañía de familiares y amigos. En la monición de entrada, Hna. Maria Escayola Coris nos invitó a celebrar esta fiesta en familia, para agradecer la fidelidad del Señor aún en medio de nuestras debilidades y acompañar a este grupo que ha respondido a la llamada de Dios, con fe y audacia, según lo dice su lema, sin temor a las dificultades.

La Eucaristía fue concelebrada por cinco sacerdotes y solemnizada por un coro de hermanas. El P. Luis Bernardo Mur, S.D.B., presidió la ceremonia y nos animó para unir nuestra oración en acción de gracias al Señor, quien nos ha llamado por amor a pesar de nuestra fragilidad y ha permanecido fiel con cada uno de nosotros. En la homilía resaltó la necesidad de ejercitar a diario la unión con Cristo como centro de nuestras vidas, igual que un atleta cuando se propone escalar la montaña más alta y necesita de un constante entrenamiento para lograrlo. También nos exhortó a estar atentas a las llamadas de un mundo que nos interpela cada vez más, para trabajar por la Paz, la Justicia y la Solidaridad, de preferencia entre los más necesitados.

Damos gracias a Dios por la entrega de nuestras hermanas, por su testimonio de vida en sus 50 años. Agradezcamos también la cercanía maternal de la Virgen María. Que Ella toque el corazón de las jóvenes para que puedan descubrir su vocación y responder a la llamada que el Señor les hace. 

Nuestra oración y felicitaciones extensivas a las hermanas que cumplieron 60 años de Consagración: Hnas. Cristina de la Presentación, Rosa de los Santos, Rosalba Saavedra M., Marina Roa E. y Rosalba Prieto P.

Después de la solemne ceremonia, se hizo un brindis, para estrechar los vínculos familiares y de amistad. Hacia el mediodía, todas las hermanas participamos de un delicioso almuerzo, animado por un selecto grupo musical. Agradecemos de corazón el generoso compartir. “El Señor ha estado grande con nosotras y estamos alegres” (Sal 125).

Clickar sobre las flechas para desplazarseClickar sobre las flechas para desplazarse